psicoterapia barcelona

En términos generales, el encuentro consiste en un viaje de auto-descubrimiento donde te proporciono un lugar donde puedas detener la marcha y hacer una pausa que te permita despertar una mayor consciencia para abordar aquellos asuntos que necesites resolver. Un lugar donde puedas comprenderte mejor y afrontar los desafíos o adversidades que en este momento la vida te plantea.

¿CÓMO SE DESARROLLAN LAS SESIONES?

El primer paso es que logres hacerte una representación clara y sin obstáculos de lo que te ocurre y los asuntos que quieres tratar.

 

Es muy común que ante las dificultades que nos presenta la vida acabemos por hacernos una idea parcial, incompleta o confusa de lo que nos pasa y en consecuencia nos perdemos nosotros mismos en nuestro propio laberinto buscando encontrar soluciones en el lugar equivocado y seguimos sufriendo dando vueltas sin poder salir del atolladero.

Cada caso, cada conflicto, cada situación particular es única y singular y tiene su propia interioridad, su inherente lógica interna. Para poder ser atendida requiere ser vista cuidadosamente y comprendida sin pre-juicios con tal de que se nos muestre plenamente. Juntos nos aliamos con la realidad del presente y nos abrimos a lo que verdaderamente muestra la situación particular del momento. Esta actitud nos abre el acceso a lo esencial de lo que está ocurriendo, permite una percepción mayor y una comprensión más profunda de cómo afrontarla.

Esto también significa que a diferencia de otros psicoterapeutas no voy a aplicar teorías ni voy a diagnosticarte o analizarte.

 

Lo que voy a hacer es comprometerme contigo en una relación real y honesta en los que abordar aquellos aspectos de tu vida que necesites resolver y veamos necesarios para trabajar y así ayudarte a encontrar una manera de vivir más plena y significativa. Juntos exploraremos tus inquietudes y dificultades para lograr cambiar lo que deseas cambiar y fortalecer aquello que tiene valor para ti.

¿CUÁNDO ACUDIR?

En mi experiencia terapéutica no deja de sorprenderme la enorme capacidad de aguante de muchas personas.

 

Algunas soportan por largo tiempo situaciones difíciles, otras tratan de solucionar sus dilemas o conflictos luchando arduamente contra ellos bien diciéndose a sí mismos "yo solo/a puedo" o "no necesito ayuda". Así consiguen enredarse todavía más en él. Hay quienes decepcionados "tiran la toalla" o aguantan el calvario entrando en espirales de desidia y profunda desazón, otros buscan refugio en las drogas, el sexo o cualquier sucedáneo que les distraiga (momentáneamente) de su propia aflicción. 

Al llegar al consultorio su estado de desfallecimiento anímico es notable, a veces bajo mínimos y me pregunto cómo han tardado tanto en darse cuenta que necesitaban ayuda o bien por qué razón no se daban permiso de reconocer que solos no podían. Detectar a tiempo las señales de que algo no va bien siempre es mejor.

La vida puede dar muchas vueltas, ya sean imprevistas e insólitas o bien lentas y graduales, esto puede dejarnos en lugares inesperados, nos presenta problemas, sentimientos dolorosos y decisiones difíciles. Todos ellos surgen de la experiencia de la confrontación con nuestras limitaciones, con lo desconocido, y con nuestra finitud.

Nos fuerza a reflexionar sobre nuestra vida, llama la atención sobre nuestra potencialidad sin cumplir, y nos advierte de nuestra fragilidad. Podemos optar por resignarnos, vivir en el autoengaño, la apatía o el sufrimiento- o podemos optar por aprender de su mensaje y vivir más auténtica y plenamente.

¿EN QUÉ PUEDE AYUDARME?

Aunque trato una amplia gama de temas detallados en la lista de más abajo, acuden a mi consulta muchas personas que buscan encontrar una mejor orientación en aquellos interrogantes y cuestiones que a veces nos plantea la vida, como:

¿Qué es mejor hacer ante esta situación?, ¿Cómo puedo lidiar mejor con mis sentimientos?, ¿Tiene sentido seguir con mi pareja?, ¿Estoy viviendo una crisis existencial? ¿Cómo puedo entenderme mejor a mí mismo? ¿Cómo puedo lidiar con los conflictos dentro de mi familia? ¿por qué a veces me comporto así?

Incluyendo:

Ansiedad, ataques de pánico, depresión, problemas de relación. problemas familiares, la pérdida y el dolor, el uso excesivo de drogas y alcohol, dependencia emocional, el abuso sexual, físico o emocional, baja autoestima, sentimientos crónicos de vacío o sentimientos persistentes de tristeza...

¿CUÁNTAS SESIONES NECESITO?

El proceso terapéutico puede ser corto o a largo plazo. El número de sesiones dependerá de la profundidad y complejidad de las cuestiones que quieras resolver.

Algunas personas obtienen los beneficios deseados en unas semanas o unos meses, otras necesitan más tiempo. Cada persona es única y su proceso de cambio obedece a tiempos y desarrollos distintos. Cuando tengamos nuestro primer encuentro lo podremos valorar con más claridad.

Cualquier duda o pregunta

puedes ponerte en contacto conmigo.